.El Ex gobernador no enteró al SAT 3 mil millones de ISR, no pagó al ISSSTE 600 millones, y dejó de
pagar millonarias cantidades a proveedores, entre otras cosas, aseguró el Secretario de Gobierno,
Antonio Serrano
Por: Mildra Benítez Robledo
Tepic Nayarit; 10-octubre-2018.- Mientras que Roberto Sandoval Castañeda ex gobernador de
Nayarit, aseguraba en cada oportunidad que se les presentaba que Nayarit estaba entre los
primeros lugares a nivel nacional en transparencia, a un año de dejar el cargo, el Instituto
Mexicano para la Competitividad (IMCO), lo desmiente, pues en el Índice de Información del
Ejercicio del Gasto (IIEG), se coloca a la Entidad en el último lugar ante la falta de cumplimiento de
información del 2017.
Hasta febrero del 2018, no se habían publicado 51 de 72 documentos evaluados,
correspondientes al primero, segundo y cuarto trimestre del año anterior, pese a que es una
obligación establecida en la Ley General de Contabilidad Gubernamental.
El IMCO explica que los gobiernos estatales tienen un cumplimiento promedio del IIEG del 59 por
ciento, en el caso del Estado, solo alcanza el 15 por ciento, lo que lo coloca nacionalmente en el
último lugar, pasando del 26 al 32 en este año, una caída de 5 lugares.
Ante esta situación el secretario de Gobierno, Antonio Serrano, explicó que al llegar la nueva
administración, fue imposible subir la información generada en los últimos meses del sexenio
anterior, simplemente porque gran parte de esta no apareció y la poca que encontraron estaba
incompleta, lo cual cree que fue a propósito, puesto que parecía como si hubieran extraído cierto
documentos que impedían hilar los manejos de las finanzas.
El funcionario indicó que al llegar encontraron un gobierno en caos, desorganizado, saqueado,
incluso con dificultades enormes para transitar en las cuestiones mínimas de su institucionalidad y
su cumplimiento en la función pública.
Los excesos de Roberto Sandoval no solo eran un mito, pues dijo que esto queda de manifiesto en
el análisis de gastos en el que se observa que Nayarit ejerció en 2017, 2.3 mil millones de pesos
más que lo presupuestado, lo que afirmó que se logró dejando de pagar proveedores de distintos
giros, incluso no se enteraron al SAT 3 mil millones de ISR y a instituciones como ISSSTE también
quedó una deuda de 600 millones que confirmó les escondieron durante la entrega-recepción,
Para concluir, Antonio Serrano, añadió que los excesos del ex mandatario fueron tal que el mismo
IMCO en su análisis destaca que se ejerció un 17 por ciento más de los aprobado en gastos
burocráticos, 40 por ciento más en viáticos, 132 por ciento más en ceremonias oficiales y 150 por
ciento más en comunicación social, lo que le parece que deja claro que las medidas de austeridad
que tanto cacaraqueaba, nunca se establecieron, por lo que, en este año tuvieron que
implementarse las medidas que no se hicieron anteriormente, porque, de otra forma hubiera sido
imposible sostener al Estado.

Lo que el funcionario omitió decir, es que el Gobierno de Toño Echevarría ya tiene más de un año
en funciones, tiempo en el cual tampoco se ha caracterizado por tener al día la información
financiera del gobierno en el portal de transparencia.
El Gobierno de Toño se ha distinguido por ser igualmente opaco que el de Roberto Sandoval.