¡Para que dejen de estar de negativos! Mientras la ultraderecha en México le reprocha a Andrés Manuel López Obrador, futuro presidente del país, por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (Naicm) y hasta pronostica un futuro lleno de miseria, Rusia ve con muy buenos ojos nuestro país y al próximo presidente, tanto que están listos para sacar ‘el billete’ y hacer inversiones fuertes en tierras nacionales.

Lo anterior comenzó a sonar con fuerza luego de que el portavoz de la embajada de Rusia en México, Eugenio Nenashkin, informara que se está haciendo todo lo posible por conciliar la reunión entre el primer mandatario ruso, Vladímir Vladímirovich Putin, y López Obrador.

‘México y Rusia fortalecerán sus relaciones económicas durante el Gobierno del mexicano Andrés Manuel López Obrador’, dijo el embajador ruso.

Se ha revelado que Rusia está interesada en invertir en la industria petrolera, tanto en refinerías como en extracción profunda de petróleo, además, pretende realizar fuertes inversiones en materia de la industria automotriz, desarrollo agropecuario y en la industria aeroespacial.

El pasado martes el asesor de Vladímir Putin en asuntos internacionales, Yuri Ushakov, habló sobre la posibilidad de que los presidentes Vladímirovich Putin y López Obrador se reúnan en el marco de la cumbre del G20 a fines de noviembre en Argentina, o durante una visita del líder ruso a México.

Hay opciones a considerar: un vuelo a México o un encuentro en Argentina”.

Además, durante una reunión entre Ushakov y Marcelo Ebrard, futuro canciller de México, trataron asuntos de interés comercial y los esfuerzos para incrementar el flujo de visitantes rusos a zonas turísticas mexicanas, como la Riviera Maya sobre el mar Caribe.

Por su parte, Ebrard señaló que ambos países trabajarán a partir de dos mecanismos de cooperación ya existentes, además de la Comisión Mixta mencionada por la parte rusa, el Mecanismo de Consultas Políticas México-Rusia de alto nivel.

El futuro canciller explicó que el presidente electo mexicano y el embajador Koronelli ‘conversaron sobre el interés en el creciente flujo de turistas rusos hacia México, especialmente en los últimos años’.