• El vinagre es simplemente una solución diluida de ácido acético, que toma energía para que nuestro cuerpo se metabolice

México. Domingo 21 de julio del 2019.- Agencias/ Un estudio doble ciego del Instituto Central de Investigaciones de Mizkan en Japón investigó los efectos de la ingesta de vinagre en la reducción de la grasa corporal en alrededor de 150 hombres y mujeres con sobrepeso. Los dividieron al azar en uno de tres grupos: un grupo tomaba diariamente una bebida que contenía dos cucharadas de vinagre de manzana; un grupo, donde tomaban diariamente una bebida que contenía solo una cucharada del vinagre, y un grupo de control placebo, quienes tomaban una bebida ácida que desarrollaron para que tuviera un sabor similar a la bebida de vinagre, pero sin el ácido acético.
No hicieron ningún otro cambio en su dieta o ejercicio. En tan sólo un mes, hubo reducciones estadísticamente significativas en el peso en ambos grupos tomando vinagre en comparación con el placebo, con la dosis alta siendo más exitosa que la dosis baja, y siguieron mejorando mes tras mes. De hecho, para el tercer mes, el grupo de placebo aumentó de peso, mientras que los grupos con vinagre bajaron significativamente. En comparación con el placebo, el grupo tomando las dos cucharadas de vinagre al día perdió cinco libras al final de las doce semanas.
Además, redujeron hasta casi una pulgada de su cintura. Midieron la cantidad de grasa superficial, grasa visceral y grasa corporal total en sus cuerpos antes y después del estudio a través de CTs abdominales. La grasa superficial es la grasa debajo de la piel que hace que los brazos luzcan flácidos y contribuye a la celulitis, pero la grasa visceral es el asesino; esta es la que se acumula alrededor de tus órganos internos, haciendo que se sobresalga la barriga. Ese es el tipo de grasa que el grupo de placebo estaba aumentando cuando subieron de peso. Sin embargo, tanto el grupo con la dosis baja de vinagre como la dosis alta pudieron eliminar alrededor de una pulgada cuadrada de grasa visceral.
Claro, como cualquier estrategia de pérdida de peso, solo funciona si lo haces. Un mes después de dejar de tomar el vinagre, el peso perdido regresó, pero eso es sólo una prueba adicional de que el vinagre estaba funcionando.

¿Cómo funciona?

El vinagre es simplemente una solución diluida de ácido acético, que toma energía para que nuestro cuerpo se metabolice. Esto activa una enzima llamada AMPK, que es como el indicador de combustible de nuestro cuerpo. Si ésta siente que estamos bajos de combustible, aumenta la producción de energía y le dice al cuerpo que deje de almacenar grasa y empiece a quemarla.