Los administradores confirmaron que aún no logran acreditarse

Por: Víctor Trejo Olmos
Bahía de Banderas, Nayarit. Lunes 06 de agosto del 2018.- Pese a estar en proceso un juicio sobre los derechos de posesión, dirimido entre la asociación de charros de San José del Valle y el ejido, el primero sigue usufructuando sus instalaciones en las cuales también hay un expediente, sin resolver, en la Auditoría Superior del Estado de Nayarit por el desvío de dineros públicos que cambiaron radicalmente su aspecto.
8 meses después de aquella clausura por la falta de licencias para la celebración de espectáculos que ejecutó fiscalización el último mes del 2017, y los administradores de la arena Riviera Nayarit no logran acreditar la documentación que requiere la autoridad municipal para obtener las licencias; entre estas acreditar la posesión legal del terreno ya que se está revisando la autenticidad de las escrituras en los tribunales, pero mientras esto sucede los presuntos dueños quieren obtener la licencia con una carta ejidal de un ejido certificado.
Previo a la celebración del evento del pasado sábado los administradores confirmaron que aún no logran acreditarse ante las autoridades para celebrar este tipo de evento, toda vez que la señora Refugio Gómez Pérez hizo un llamado al alcalde, Jaime Cuevas, para que le aceptara los documentos, es decir, el evento fue celebrado sin las licencias correspondientes. Aquí fiscalización municipal no cumplió con la normativa.
Molestos porque concluyó la gracia de pagar licencias con descuentos de más del 90 por ciento para celebrar espectáculos, los administradores aludieron a pagos de los que presumen no haber obtenido recibos sin embargo el contenido del expediente demuestra lo contrario.
En cuanto al proceso legal que versa en torno a las instalaciones del lienzo charro de San José del Valle de las cuales fueron despojados los ejidatarios a través de un proceso exprés de escrituración del cual hoy los funcionarios y hasta el mismo Carlos Olimón, representante legal de la Arena Riviera Nayarit, piensan en las consecuencias, existen avances irreversibles afianzados en la caída de los mismos documentos alterados que los entonces firmantes hoy desconocen.
Vaya el punto del proceso llega al extremo de que los mismos administradores han amenazado con derribar las ampliaciones, de las que se presume fueron financiadas con dineros públicos, esto en caso de que el veredicto les sea adverso y a cómo va la situación pronto estarán arrendando maquinaria.