**Las autoridades ejidales tendrán que conseguir la suma de $ 38,000.00,

Por: Misael Santana Huerta
San Vicente del municipio de Rosamorada, Nayarit. Martes 29 de Mayo de 2018.
Incertidumbre entre los habitantes de tan importante delegación municipal, debido a que esta para no creer, que el agua que brinda el ejido a la población, a cada momento se suspenda, ya que los usuarios del vital líquido, no pagan el consumo de agua que les llega a sus hogares.
Siendo a las autoridades ejidales, las que les cala, que los usuarios, no paguen el agua pese a que las cuotas por vivienda están sumamente bajas, para que hasta el más necesitado pueda pagar su servicio de agua, como lo hacen nos dicen los muchachotes de la tercera edad, que hasta por adelantado allá por el mes de enero de cada año pagan su servicio a sabiendas de que no se les garantiza el agua por culpa de aquellos que ya son una tradición de que no pagan su servicio, por destinar lo poco que les ingresa en otras cosas.
A este respecto el encargado de la administración del agua de San Vicente, en la persona de: OSCAR DELGADILLO BURGARA, por el conflicto por el que vienen pasando por deber $ 38,000.00 por consumo de energía, se vio obligado a llegar a un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad para que le dieran tres días a partir de este reciente día 28 de Mayo, para cubrir tan destacado a deudo para darse por concluido ese plazo este primero del mes en curso es decir este jueves de la semana en curso.
Que de no cumplir nuevamente la CFE, les cortara el suministro de la energía eléctrica, para que se deje de bombear el agua de los linderos del ejido La Boquita, con las tierras del ejido de Colonias 18 de marzo lugar de donde se trae el agua milagrosa para que los habitantes de San Vicente y de los ejidos circunvecinos tomen el agua pagando un consumo de recuperación.
Dejando en claro el administrador del agua potable y las propias autoridades ejidales de que si los usuarios continúan sin abonar los adeudos por consumo, pues en breve tiempo la comisión de electricidad, volverá a privarlos de ese servicio.
Mientras esto está pasando, las autoridades del ayuntamiento, la autoridad gubernamental, los partidos políticos y sus candidatos a los cargo federales, al ver la crítica situación por la que pasa el ejido de San Vicente, a ninguno le preocupa ofrecer un apoyo, no importa que sea a cambio de votos.
Así la controversia por el agua en uno de los ejidos más grandes del municipio de Rosamorada.