* Zonas marginadas son las que más
sufren sus excesivos y crueles cobros

Por: Víctor Trejo Olmos

Bahía de Banderas, Nayarit; 26 de julio del 2018.- Recibos de la luz en la sierra del municipio de Bahía de Banderas se disparan a los cielos. De los 600 pesos que por lo general pagaban ahora llegan hasta los 6 mil pesos:
Excesivo y tal vez abusivo son las cantidades que están apareciendo en los recibos de energía que llegan a los hogares del municipio, particularmente en la zona serrana hay los primeros reportes en los que dan cuenta que los beneficios de las reformas, solo quedaron en el aire y bastante lejos de recibir un trato preferencial por ser un estado productor de energía eléctrica, los nayaritas y los habitantes de las zonas marginales reciben elevadas facturas por el servicio de energía eléctrica.
“Hola que tal. Quisiera que me ayudarán a compartir el abuso de parte de la CFE a diversas casas en el poblado del Colomo. Son casas de interés medio. Donde sólo cuentan con utensilios electrodomésticos necesarios. Refrigerador, estufa, lavadora, tv, etc. Y el costo es elevadísimo”, parte de las denuncias que hacen los vecinos agraviados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE)
La localidad a la que están llegando este tipo de recibos está empleada en el campos ya sus actividades y en el ramo hotelero. En ambos trabajos el sueldo mensual apenas podría alcanzarles para cubrir el costo de los recibos, es decir se tendrían que aventar un mes sin adquirir alimentos o bien endeudarse ya que eso de las aclaraciones como que a la empresa de clase mundial no se le da eso de la atención al cliente.
Para variar estos recibos llegan en los meses cuando las remuneraciones salariales coinciden con el regreso a clases, que es cuando una parte importante de las percepciones van directo a la cobertura de las necesidades escolares.
Sin embargo no es la primera ocasión que los recibos llegan cargados a las casas del municipio que por lo general en temporada de calor registran un aumento por el uso de ventiladores y aires acondicionados, años atrás la queja es la misma por el abuso en las facturas y este sucede en zonas en las que los afectados señalan que apenas están en sus hogares y además no cuentan con tantos electrodomésticos como para que alcance un registro en el consumo que exprese los alcances de los recibos.