* Sólo tiene para pagar las dos quincenas de octubre

Por: Homobono Pérez Pereyda

Tepic, Nayarit.- Martes 09 de octubre del 2019.- A la Universidad Autónoma de Nayarit prácticamente ya se le acabó el presupuesto que se le asignó para este año, reconoce el rector Jorge Ignacio Peña González.
Y es que de acuerdo con el mismo rector peña González nuestra máxima casa de estudios solo tiene dinero para pagar las dos quincenas de octubre a sus trabajadores administrativos y docentes.
“El día último de este mes es la última quincena que podremos pagar”, indicó Peña González.
Agregó que realiza gestiones ante la Secretaría de Educación Pública para ver si le pueden adelantar a la UAN “el resto que nos queda de diciembre hacia noviembre”.
“Y con eso podríamos pagar la primera quincena de noviembre; obviamente estamos en manos de las gestiones que haga la Secretaría de Educación Pública ante Hacienda; ojalá y sean sensibles en el tema por lo menos para tener una quincena más asegurada”, indicó.
Añadió que al mismo tiempo se gestiona la posibilidad de que la misma Secretaría de Hacienda autorice recursos extraordinarios a la UAN “para poder salir el año”, aunque, reconoció, no hay buenas expectativas.
“En este momento yo no podría hablar de que sean buenas; ya empezaron pláticas con otras universidades y el orden que se definió fue respecto a qué universidades entraron primero en el problema, entonces comenzaron a trabajar con Morelos, Michoacán, Sinaloa y no hay avance”, subrayó.
Precisó que, además, de los 350 millones que la UAN requiere para salir el año, la SEP sólo le reconoce 270 millones de pesos de ese déficit.
“Lo que nosotros estamos buscando es que llegue el recurso para tener una certeza de cuánto va a llegar y qué se puede pagar y o que haga falta seguirlo buscando”, abundó.
El rector Peña González admitió que por si lo anterior fuera poco, continúa corriendo el plazo de 60 días para que la UAN pague al Instituto Mexicano del Seguro Social los casi 200 millones de pesos que la adeuda por concepto de cuotas obrero-patronales, sin que hasta el momento se haya llegado un acuerdo.