* Ya no hay para pagar
quincenas ni prestaciones

Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit; 05-diciembre-2018.-A raíz del déficit financiero que viene arrastrando la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), generado por el desfalco millonario de más de 350 millones de pesos durante la gestión de Juan Salazar, en estos momentos la institución no tiene el recurso para finalizar el año.
Así lo informó el rector de esta casa de estudios, Ignacio Peña González, quien dijo que solo tiene 17 millones de pesos, para disponer, lo que es insuficiente, puesto que para la nómina de esta primera quincena se ocupan 49 millones y para la segunda 54, esta última cantidad se tiene que depositar el 18 del mes en curso, recordando que es el último día laborable.
Dadas las circunstancias, aclaró que tampoco hay un solo peso para pagar las prestaciones de fin de año, en donde se ocupan 211 millones, lo que da un total de 314 millones de pesos, ante ello, esta universidad al igual que ocho mas, este miércoles sostuvieron una reunión con el subsecretario de Educación Superior, para retomar las gestiones que se venían realizando desde el sexenio anterior y que tiene como fin que les puedan proporcionar los recursos para solventar los gastos antes mencionados.
Hasta el momento comentó que al parecer hay toda la voluntad del gobierno de AMLO de apoyar a las universidades que están en aprietos económicos, incluso el Subsecretario estará acompañándolos a realizar el proceso que les permitirá obtener el dinero que ocupan, si es que no todo, por lo menos lo que se refiere al sueldo de los trabajadores y una que otra prestación.
La situación aceptó que no es fácil, debido a que el rescate financiero no es solo a una escuela, sino a nuevo, por lo que señaló que el recurso que tiene que erogar la federación ha de ser considerable.
Para concluir, Ignacio Peña González, añadió que hasta el momento no tienen el monto que se les dará a cada una de estas ni para cuando, pero espera que sea pronto, recordando que la fecha de cumplir cada vez está más cerca, por lo que están trabajando contra reloj.