* Para otorgarle apoyo económico exige acabar con mafias sindicales

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Miércoles 08 de agosto del 2018.- Autoridades de la Secretaria de Educación Pública “condicionan” el apoyo económico a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) y le exigen acabar con las mafias sindicales y algunas millonarias prestaciones de los trabajadores con el fin de salir del atolladero económico.
La Máxima Casa de Estudios debe “amarrarse el cinturón” para dar garantías de que la crisis financiera no sea recurrente o de lo contrario, cada año, la UAN estarían pidiendo recursos para los últimos meses y eso sería, el cuento de nunca acabar.
La propuesta de la SEP es muy clara, o bajan las prestaciones económicas que tienen los maestros, docentes, administrativos y empleados universitarios en general o no se inyectarán recursos al Alma Mater.
Además, se pide un alto a los despilfarros, fiestas y jolgorios por el simplemente de ser día del “trabajador universitario” y disminuir de 60 a 40 días de aguinaldo además de bajar la prima vacacional de 24 a 18 días y otros recortes.
Y es que es necesario hacer un esfuerzo al interior de la universidad para disminuir ese déficit que existe a consecuencia del quebranto financiero orquestado presuntamente por el ex rector Juan López Salazar y sus secuaces.
“Ya les dijimos que no vemos viable esa alternativa, y les vamos a enviar una contrapropuesta que lesione lo menos posible el salario de los maestros y los trabajadores universitarios”, recalcó Ignacio Peña.
“Hay mucha disposición por parte de SEP y del gobernador del estado de ver mecanismos de apoyo para la institución. El próximo miércoles regreso ahora a la ANUIES con el presidente electo para establecer mecanismo de trabajo con el Presidente de la República y por quien está propuesto para ser Secretario de Educación, maestro Esteban Moctezuma”.
Hay confianza para cerrar bien el año y trabajar para que la crisis financiera en el Alma Mater se elimine pero sin afectar las conquistas laborales de los universitarios.
El rector Ignacio Peña tiene claro que se requiere mano para poner en marcha la contrapropuesta que enviarán a la SEP que incluye el disminuir el costo de la nómina en 280 millones de pesos en tres años.
“A partir de eso, iniciaré a platicar con la comunidad universitaria para ver en qué se puede trabajar. Por lo pronto, vamos a buscar no tener contratos”.
Y ya es un hecho porque a partir de este semestre que inicia se eliminarán los contratos para laborar con la planta académica que se tiene actualmente. Tampoco habrá suplencias para el personal ya que es muy común que funcionarios de todos los niveles, se ausentan para cobrar dos cheques y quieren que su lugar sea ocupado por suplentes, cosa que ya no sucederá, advirtió Ignacio Peña.
Pero también se revisará el subsidio que se da por el ISR, el fondo de pensiones y otros elementos que permitan obtener un buen ahorro.
Sobre todo, van por el tema de puntualidad y asistencia para quien registre su ingreso reciba su pago, es decir, los faltistas y aviadores saldrán pero disparados al no tener su pago.