* Por no acatar la orden de un juez de pagar las deudas heredadas por Layín, será destituida del cargo.

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; Lunes 5 de Febrero de 2018.- La presidenta municipal de San Blas, Candy Yescas tiene contadas las horas en el cargo que el pueblo le confirió por negarse a acatar la orden de un Juez Federal que le mandata cubrir más de 6 millones de pesos por concepto de sueldos caídos y reinstalar a 13 ex trabajadores despedidos injustificadamente desde el 2005.
El caso se turnará al Congreso del Estado para que inicie la destitución y juicio político de la alcaldesa quien en reiteradas ocasiones se ha negado a recibir a los quejosos.
Ya no hay marcha atrás, se perdió el juicio laboral y aunque Candy Yescas tiene que cumplir la ley o será destituida sin contemplaciones como sucedió al inicio del año cuando la Suprema Corte ordenó separar del puesto a todos los integrantes del Ayuntamiento de Paraíso, Tabasco por negarse a pagar adeudos por 3 millones y reinstalar a 23 trabajadores.
Durante la primera administración del entonces alcalde Hilario Ramírez “corrió” sin causa justificada a 13 trabajadores quienes interpusieron un juicio en el 2005, tras un largo proceso, el Juez Federal les dio el gane pero la autoridad municipal se niega a pagar.
Juicio, trámites, diligencias, amparos, prácticas dilatorias y artilugios legales por fin el pasado 15 de junio del 2012 se emitió el laudo favorable a 13 trabajadores despedidos de forma injustificada del Ayuntamiento de San Blas, donde se ordena el auto de ejecución forzosa e inmediata en beneficio de estas personas.
Desde el pasado 20 de junio del 2017 el Juez Ordenó un término de 3 días hábiles contados a partir de la notificación para dar cumplimiento con el laudo que estipula el pago de seis millones 61 mil 629 pesos y la reinstalación de 13 trabajadores.
Pero a partir de ese momento, siguió otro calvario para los trabajadores ya que tanto el huaristembo de Hilario Ramírez como su sucesor Cipriano Pacheco Peña hicieron hasta lo imposible por retrasar el ordenamiento.
Al asumir el cargo como alcaldesa Candy Yesca le tocó pagar los platos rotos en este problema, de lo contrario, será ella, la destituida por incumplir el ordenamiento federal.
Y es que pese a los llamados de la autoridad federal quien volvió a emitir un término de 3 días hábiles contados a partir de la notificación para dar cumplimiento con el laudo, la alcaldesa de San Blas sigue sorda y muda con el riesgo de ser destituída.
El documento estipula claramente, la reinstalación de13 personas en los mismos términos en las que se venían desempeñando desde el día de su despido, entre las que destaca Eliza Márquez, Dora García, Fátima Flores, Jaquline Tadeo, José Maravillas, Elba Corona, Porfirio Rodríguez, Maribel Lizama, María de los Ángeles de Dios, Baltazar Martínez, Saúl López, José Manuel Planillas y José Curiel.
A este asunto legal, se suma otro laudo ganado por cuatro ex regidores del Ayuntamiento de San Blas que pelearon jurídicamente para que les cubrieran prestaciones y suelos que les adeudan desde la pasada administración.
Estos ex regidores, no se anduvieron por las ramas y con contemplaciones ya que al ver que la presidenta municipal, le hace al tío lolo, presentaron ante el Congreso local una solicitud de juicio político contra la alcaldesa por incumplimiento a dicha sentencia laboral.