* Respalda la sección 20 a Díaz de la Torre

Por Javier Rojo Fregoso

Tepic, Nayarit; Jueves 15 de Marzo de 2018.- No fue reelección de nuestro dirigente Nacional, el profesor Juan Díaz de la Torre, fue elección que se dio durante los trabajos del Congreso Nacional del SNTE que se dieron durante los días Doce ,Trece y Catorce de Marzo, próximo pasado allá en Puerto Vallarta Jalisco en donde se tuvo la presencia de más de Doce Mil Delegados Nacionales que votamos porque, Díaz de la Torre siguiera al frente de dicha dirigencia nacional por otro periodo más de Seis largos años más, lo que quiere decir, que estará culminando su periodo estatutario legítimo hasta el mes de marzo del 2024 apunto enfático y contento el dirigente de la Sección XX del SNTE en Nayarit, el exdiputado local priista, el profesor Antonio Carillo Ramos.
Hay una serie de impugnaciones por algunos compañeros docentes, que dicen no estar de acuerdo con la elección de Díaz de la Torre y ya han estado acudiendo a los tribunales federales para dar marcha a tras a esta elección, sin embargo cabe señalar que la elección de nuestro dirigente nacional fue legal, directa y con voto libre y secreto y el gano, con la inmensa mayoría de los delegados que ahí estuvimos presentes en este Congreso Nacional y no, nos preocupa en lo’ más mínimo estos reclamos que están haciendo los docentes minoritarios que no tienen la razón, que ya deben saber que el SNTE no es propiedad de la Maestra, Elba Esther Gordillo Morales ni de su familia ni de sus socios o aliados, quien pretendía através de sus aliados docentes que aun cuenta con varios de ellos, dar marcha atrás en esta elección de nuestro’ dirigente Nacional para imponernos a su nieto, lo cual obviamente no se lo permitimos, porque debe saber la maestra y sus aliados que el SNTE, es de los maestros Mexicanos y no de algunas familias que pretenden seguir manipulando, manoseando y pisoteando, los derechos legítimos de los maestros federales de México, que no vamos a permitirles seguir pisoteando la dignidad y los derechos legítimos de los docentes de México “bien Nacidos”.