Se sospecha fuga de información en la Fiscalía

Por Servio Tulio Berumen
Tepic, Nayarit; Domingo 15 de Abril de 2018.- Todo parece indicar que el exgobernante nayarita, Roberto Sandoval Castañeda, recibió días antes el “pitazo” de que la Fiscalía General del Estado, llevaría a cabo –el jueves 12 de abril- el operativo de aseguramiento del rancho “El Ensueño” localizado en el poblado de Aután, municipio de San Blas; hecho que vino a darle el tiempo suficiente para sacar de los corrales las vaquillas neozelandesas que se robó el exgobernador priista, César Duarte Jaqués, días antes de entregar el Gobierno de Chihuahua; y que de acuerdo a las líneas de investigación vinieron a parar a los ranchos de la familia “Sandoval” en el Estado de Nayarit.
Parece, increíble que a dos años de haberse registrado este suceso, ventilado ante la opinión pública por la revista “Proceso”, siga siendo motivo de escándalo el robo de cientos de vaquillas que fueron importadas de Nueva Zelanda, con recursos públicos del “Programa de Desarrollo Genético para el Mejoramiento de Hatos Ganaderos” de la SAGARPA.
Quien vino a destapar de nueva cuenta este escándalo, fue el Comisariado Ejidal de Aután, Antonio Tapia García, quien denunció a los medios de comunicación, que “días antes de que la Fiscalía General del Estado, llevara a cabo el operativo de aseguramiento del rancho El Ensueño, propiedad del exgobernante nayarita, Roberto Sandoval Castañeda, sus trabajadores comenzaron a sacar una parte del ganado y no tenemos idea a dónde se lo llevaron”.
Tapia García, quien también es regidor del Ayuntamiento de San Blas, afirmó que “no saben a ciencia cierta cuantas cabezas de ganado fueron extraídas”, sin embargo, aseguró que “hubo varios viajes”.
Este comentario, de inmediato despertó fuertes sospechas, entre ellas, el ¿Porqué, la gente de Roberto Sandoval, sólo se habían llevado una parte del ganado? ¿De quién eran esas vacas? y ¿Por qué habían decidido ocultarlas? Así como ¿Quién o quiénes le dieron el “pitazo” al exgobernante nayarita de que la Fiscalía General del Estado, llevaría a cabo un operativo de aseguramiento del rancho “El Ensueño”, el jueves 12 de abril?
Las dudas, se empezaron a despejar días después, cuando los propios ejidatarios de Aután, confirmaron, que el ganado que se habían llevado los empleados de Roberto Sandoval de los corrales del rancho “El Ensueño”, días antes del operativo de la Fiscalía General del Estado, al parecer se trataba de las vaquillas neozelandesas que se había robado el exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáques, días antes de entregarle el poder al actual gobernante panista, Javier Corral.
Y parece ser, que los ejidatarios de Aután no andan tan desencaminados, ya que las vaquillas “robadas” por el exgobernador priista de Chihuahua, César Duarte Jaques, han sido vistas en Nayarit y son fáciles de identificar a simple vista, ya que se encuentran marcadas con las iniciales “CDJ”.
Por lo que se deduce, que ante el riesgo de que el ganado robado pudiera ser identificado por los funcionarios de la Fiscalía General del Estado o por algún político panista y se desatara otro escándalo que pudiera representar un golpe mortal contra las aspiraciones presidenciales del candidato del PRI, José Antonio Meade, en estos tiempos de campaña política; fue motivo suficiente para que los caballerangos de Roberto Sandoval, tras recibir el “pitazo”, sacaran días antes las vaquillas neozelandesas que se agenció a la mala, el “Robavacas” de César Duarte, quien según eso, se encuentra escondido en el Estado de Texas, Estados Unidos, protegiéndose de la solicitud de extradición tramitada por el actual Gobernador Panista de Chihuahua, Javier Corral.
Por lo tanto, tras esclarecerse fehacientemente, que el ganado que fue extraído en las “sombras de la noche” del rancho “El Ensueño”, es el mismo que se robó, César Duarte, en Chihuahua; ahora queda una pregunta por resolver: ¿Quién diablos fue el “soplón” que le dio el “pitazo” a Roberto Sandoval, de que la Fiscalía General del Estado llevaría a cabo el aseguramiento del rancho “El Ensueño”, el día jueves 12 de abril ?
Porque es indudable, que en este asunto del operativo de “aseguramiento” hubo fuga de información en la Fiscalía General del Estado o de algún otro lugar del despacho del ejecutivo, sospechándose, que pudo ser uno de los que participaron –días antes- en la programación del operativo de “aseguramiento” del rancho “El Sueño”.
Lo cual es grave, porque estas “fugas” de información en determinado momento podrían poner en grave peligro la integridad tanto del Fiscal, Petronilo Díaz Ponce Medrano, así como de funcionarios, agentes del ministerio público y elementos de la Policía Estatal Investigadora.
Por lo que se concluye, que este hecho debe investigarse a fondo para dar con “el” o con “los” soplones que le filtraron la información del operativo de la Fiscalía a Roberto Sandoval.