* Fotografías evidencian supuesta ejecución extrajudicial en Veracruz; Yunes asegura que eran criminales

POR NOÉ ZAVALETA

XALAPA, Ver. (apro).- Dos fotografías subidas a redes sociales ponen en evidencia una posible nueva ejecución extrajudicial a manos de policías estatales en Veracruz.
En la primera imagen, borrosa y pixeleada, aparece Nefertiti Camacho Martínez, de 16 años, con vida, con la cabeza agachada y sentada en el pavimento en el municipio de Río Blanco, custodiada por un integrante de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).
En la segunda instantánea, aparece la misma Nefertiti, sin vida y recostada en un charco de su propia sangre. Ahora con la presencia de dos policías estatales encapuchados. La toma ya es realizada desde la otra acera del pavimento, pues el fondo de viviendas ya luce distinto.
En ese mismo enfrentamiento –como asegura el gobierno de Yunes Linares- con policías estatales, perdió la vida la hermana de Nefertiti, Grecia Camacho Martínez, de 14 años, y el joven José Eduardo García Aguilera, mayor de edad.
Sin embargo, familiares de las hermanas Camacho Martínez –residentes en Puebla y Río Blanco- aseguran que fueron ejecutadas extrajudicialmente por policías estatales del gobierno de Yunes Linares en medio del fuego cruzado con García Aguilera, presunto integrante de la delincuencia organizada.
Apro buscó a familiares de las jóvenes, pero éstos declinaron hablar luego de la reacción que provocaron sus reclamos en redes sociales a la Fiscalía General del Estado (FGE) y a la SSP, además de que con medios locales aseguraron que sus hijas solo habían ido al cine y no conocían a García Aguilera.
En la carpeta de investigación que se abrió en la FGE, se aprecia cómo Nefertiti Camacho Martínez y José Eduardo García tenían el mismo tatuaje de un revolver en sus manos derechas, entre otros, alusivos a la santa muerte.
En esa mismas diligencias, la Fiscalía asegura que las jóvenes Camacho Martínez dieron positivo en la prueba de rodizonato de sodio (para saber si una persona disparó un arma de fuego) y que la joven de 16 años tenía una relación sentimental con García Aguilera.
A través de las redes sociales, las fotografías que muestran a Nefertiti con vida, en calidad de detenida y sometida por presuntos policías estatales, y en otra imagen, acribillada, han originado irritación entre cibernautas en lo que parecería un nuevo caso de ejecución extrajudicial, con el mismo modus operandi que se implementó en el sexenio del priista Javier Duarte de Ochoa.
Sin embargo, el domingo, en la reunión del Grupo de Coordinación Veracruz, el mandatario estatal, el panista Miguel Ángel Yunes Linares aseguró que la SSP tuvo un enfrentamiento con delincuentes, en donde aseguró armas y una camioneta con reporte de robo.
“Lo que sucedió es lo oficial, la Fiscalía ya tomó nota, no se basa en lo que dicen, se base en hechos, hubo un enfrentamiento, encontró a estas personas (sic), las personas dispararon y los policías repelieron la agresión, es lamentable que mujeres jóvenes participen en la delincuencia organizada, está demostrado que las jóvenes pertenecían a células criminales”, dijo Yunes Linares.
En internet, ciudadanos de Río Blanco aseguran que las hermanas Camacho Martínez fueron acribilladas por policías pese a que intentaban desligarse de actividades delictivas, incluso con el tiro de gracia, y que para justificarse “les sembraron armas”.
Hoy en Xalapa, el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero aseguró desde Facebook de que el gobierno de Veracruz “ha sido incapaz” de garantizar la seguridad a los ciudadanos.