*Por ofrecer que bajará la gasolina

Por Arturo Rodríguez García
GUADALUPE, NL (proceso.com.mx).-
La caída de José Antonio Meade es una manipulación cuyo objetivo es hacer creer que el segundo lugar es para Ricardo Anaya, consideró hoy Andrés Manuel López Obrador.
De gira por el área metropolitana de Monterrey, el tabasqueño destacó:
“Están diciendo que Ricardo Anaya va en segundo lugar y que está creciendo… ¡mentira! Ni siquiera ha llegado a burbuja, está abajo”.
Con ironía, López Obrador se burló del panista Ricardo Anaya, quien recién prometió que bajará el precio de las gasolinas.
“¡Populista, populista!”, exclamó el exjefe de gobierno en su discurso, mientras los asistentes lo celebraban en el mitin realizado en la plaza principal de esta localidad.
Y es que la promesa de bajar gasolina a diario es expuesta por el fundador de Morena desde hace más de un año en todos sus discursos.
Ya en entrevista, López Obrador recordó, con la misma ironía y riendo, que hace tiempo cuando prometió bajar el precio de la gasolina, le dedicaron ocho columnas y lo acusaron “de todo”. Pero ayer, cuando Anaya hizo la misma oferta, nadie retomó sus comentarios ni lo cuestionó.
“Ahora resulta que Anaya, que aprobó el gasolinazo, está prometiendo que bajará el precio. No cabe duda que están muy desesperados”, consideró.
Además, aseguró que no es la primera vez que el panista copia sus propuestas, pues antes –enlistó– Anaya retomó la oferta de bajar los impuestos en la frontera, que va a revisar la reforma educativa y que va a meter a la cárcel a Peña (Nieto), entre otras.