• La extensión de la licencia permite que ciertas empresas norteamericanas puedan mantener relaciones comerciales limitadas con Huawei.
  • El Departamento de Comercio, sin embargo, sigue sin dar luz verde a las licencias individuales solicitadas por empresas privadas.

Estados Unidos ha decidido extender la licencia temporal concedida a Huawei, permitiendo al gigante asiático entablar ciertas relaciones comerciales con empresas estadounidenses hasta el mes de febrero (90 días más).

Originalmente, esta licencia se concedió en mayo, poco después de la inclusión de Huawei en la “lista negra” del Departamento de Comercio de los Estados Unidos. Inicialmente tenía una duración de 90 días, pero, en agosto, el Gobierno decidió prorrogar su duración en otros 90 días, extendiéndola así hasta el 19 de noviembre.

Huawei asegura que la extensión de la licencia temporal no tendrá un impacto sustancial en sus negocios, aunque señala que el trato recibido por la compañía sigue siendo injusto.

Como llevamos sosteniendo desde hace mucho tiempo, la decisión del Departamento de Comercio de los EE.UU. de incluir a Huawei en su “Entity List” ha sido más perjudicial para los EE.UU. que para Huawei. Esta decisión ha causado un daño económico significativo a las compañías americanas con las que Huawei hace negocios, y ya ha interrumpido la colaboración y ha socavado la confianza mutua de la que depende la cadena de suministro global. Hacemos un llamamiento al gobierno de los EE.UU. para que ponga fin a este trato injusto y elimine a Huawei de la “Entity List”.PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

La licencia temporal concedida por los Estados Unidos no permite la certificación de nuevos smartphones por parte de Google, por lo que productos como el Mate 30 Pro o el futuro P40 Pro permanecerán, por el momento, sin acceso a la Google Play Store y el resto de servicios de la compañía norteamericana. Este obstáculo afecta sobre todo a la división europea de la compañía, pues no existe ninguna tienda de aplicaciones alternativa –y equiparable en volumen– en el viejo continente.

A la espera de otras licencias

En junio, Donald Trump aseguró que su administración concedería licencias individuales a aquellas compañías que deseasen mantener relaciones comerciales con Huawei –siempre que los bienes intercambiados no constituyesen una amenaza para la seguridad del país norteamericano–.

Estas licencias podrían permitir, por ejemplo, la certificación de nuevos productos por parte de Google y la consiguiente integración de sus servicios en los smartphones de Huawei. Sin embargo, el Departamento de Comercio ha decidido mantener en pausa las más de 200 solicitudes recibidas por parte de empresas privadas.

Mientras tanto, Estados Unidos y China negocian los términos de un acuerdo preliminar que podría poner fin a la guerra comercial que ambos países disputan desde 2018. La evolución de las negociaciones tendrá un impacto directo en el conflicto con Huawei, pues, como ya reconoció Donald Trump, su administración está dispuesta a incluir a la compañía en un posible trato con el país asiático.