Por: Miguel Castillo Sandoval Tecuala, Nayarit. 07 de marzo del 2018.- El campesino de la actualidad de muchas generaciones pasadas heredaron sus parcelas de sus antepasados quienes sembraban sus semillas que las hacían producir y después venderlas a los acaparadores de aquellos tiempos chino Miguelin y Sicari, quienes aportaban el billete y el campesino pagaba con cosechas. El campesino no andaba como loco ofreciendo sus semillas como lo hace actualmente el campesinado, que año con año, el Gobierno, los representantes de los campesinos de escritorio, senadores, diputados locales y federales, dejan al campesinado a su suerte.
Los campesinos este año se la jugaron con los frijoles de color y tronaron, las parcelas no rindieron en tonelaje, y para rematar al campesino los precios se fueron para abajo, además comentaron personas en el comisariado ejidal de Tecuala, el frijol variado en máquinas se pagómás barato, el argumento, que estaba sucio, el arranque en mano se liquidó un poco más caro, de todas maneras el precio del frijol se pagó a precio de hambre.
La producción de frijol ya salió toda fuera del estado, los coyotes aprovecharon el hambre de vender del productor, pues las deudas y los intereses los están ahogando, mientras el Gobierno del estado ofreció apoyo en otros municipios, Cota andaba haciendo reuniones y disque gestionando para apoyar al campesino, el representante de los campesinos, en Tepic, también que gestiono una miseria para calmar al campesinado y buscar apoyo para sus candidatos del tricolor, titiyo antes de ser presidente municipal, andaba junto con Cota según ellos apoyando al productor del campo, hasta la fecha no se oye ni su alias el titiyo, Heriberto López Rojas logro su propósito, ser presidente municipal, y se olvidó de los campesinos de sus gobernantes quienes se reprochan el a verle dado el voto a una persona ignorante y mentirosa.
Curiosamente los productos del campo no valen nada, pero a grito abierto el costo de circular por la pista es más caro los combustibles a la alza, el transporte desde el año pasado es más caro la tortilla no se diga, y nadie dice nada, los defensores del pueblo ni la cara dan.
Cientos de millones de pesos serán tirados a la basura por los candidatos de las próximas elecciones federales, bien guardaditos para entregarlos, mientras a los campesinos se asegura que serán tres mil miserables pesos por hectárea entregados a los campesinos, para después obligarlos a votar por sus candidatos para seguir mamando del presupuesto del pueblo.
Por lo pronto los campesinos andan vendiendo hasta las gallinas, según dijeron algunos, pedirán prestado en un lado para pagar en otro, lo que quieren es hacer tiempo para no generar más intereses de los que ya están pagando, algunos otros campesinos venderán sus casas y tierras para poder pagar lo que deben pues de lo contrario podrán ir a la cárcel, por lo pronto el campesinado de Tecuala está en la ruina total