El problema son las obras de saneamiento en el pueblo
Víctor Trejo Olmos
Bahía de Banderas, Nayarit; Domingo 11 de Febrero de 2018.- Lázaro Cárdenas García obstaculiza la conclusión de la obra de saneamiento de Sayulita que el ayuntamiento de Bahía de Banderas y vecinos de Sayulita construyen para solucionar el problema de contaminación en el pueblito mágico. El ex director del Oromapas cerró las puertas de la planta de tratamiento, hay tensión en esta delegación.
“Al día de hoy ya quedó completado el cruce de la nueva tubería por el Arroyo de Sayulita. Dejándola a una profundidad de 2.50 mts (a diferencia de .80cms del existente) se reforzó con dos muros de contención y se le instaló un armado de acero y concreto. Con esto estamos ya logrando el 70% de la obra. Nos resta el 30% que eso es referente a la Construcción del nuevo Carcamo. En este momento estamos ya frente a la Planta de Tratamiento esperando la Autorización por las Autoridades Competentes para ingresar a realizar los trabajos correspondientes”, así lo informó Miguel Pérez, vecino y contratista de la obra en Sayulita, el pasado sábado luego de concluir la parte más difícil de los trabajos de saneamiento en esta localidad.
Aunque pareciera el informe sobre el avance de obra en realidad es una medida preventiva ya que el titular del Consejo de Agua de Sayulita ha empleado hasta la fuerza pública para defender algo que en realidad pertenece al ejido.
Ocurrió durante la semana pasada cuando un usuario acudió con un fontanero para reconectarse a la red de agua potable la cual había sido suspendida por el ex director del Oromapas, Lázaro Cárdenas García, esto por negarse a pagar el recibo del mes y los ajustes que auto realizó a las tarifas del servicio.
Nos informan que el recibido superaban los 70 mil pesos por lo que el usuario acudió a reclamar y tras no obtener una respuesta satisfactoria que sustentara él oneroso pago optó por reconectarse con el aval del ejido.
Razón por la que Cárdenas García pidió apoyo a la policía municipal y a nada estuvo de meter a los separos al fontanero, bajo el presunto delito de afectar el patrimonio público que para fortuna de trabajador esto no se consumó.
Y es que todo nace a raíz del cobro del contrato que hizo el consejo al usuario mediante el cual lo conectó a la red de drenaje y agua potable. Se presume que el contrato hecho por el vecino del centro del pueblito mágico superó los 150 mil pesos cifra que rebasa por mucho las tablas que maneja el Oromapas, con lo que el usuario pensó que ya estaba todo arreglado. Sin embargo al observar que el recibo del mes era por la mitad de la cantidad que pagó por su contrato decidió pedir explicaciones teniendo como resultado lo señalado lineas arriba.
Ahora ya con las obras al pie de la planta donde están las instalaciones del Consejo de Agua Potable de Sayulita, su titular niega abrir las puertas para que continúen los trabajos de esta obra que ejecutan en conjunto vecinos y autoridades municipales. Vaya no le responde ni al ayuntamiento de Bahía de Banderas ni al ejido.
Lázaro Cárdenas García, también operador político de Roberto Sandoval, se sumaría a la serie de boicoteos que realizan las huestes del priista en el municipio para frenar las acciones de gobierno de esta nueva administración.