La pareja, de la minoría kazaja, murió el 1 de mayo en la provincia de Bayan Ulgii (oeste), fronteriza con Rusia y China, obligando a decretar una cuarentena que tiene atrapados a turistas desde hace varios días. 

Dos mongoles murieron de peste bubónica tras comer riñones de marmota crudos, obligando a decretar una cuarentena en la región que tiene atrapados a turistas desde hace varios días, anunciaron el lunes las autoridades.

La pareja, de la minoría kazaja, murió el 1 de mayo en la provincia de Bayan Ulgii (oeste), fronteriza con Rusia y China, dijo Aipiin Gilimkhaan, gobernador provincial, de acuerdo con La Jornada.

«Los dos muertos eran gente de la región. No se registró ningún otro caso después». Se decretó una cuarentena de seis días en la zona que impide a nueve turistas rusos, alemanes y suizos abandonar la región.PUBLICIDAD

«Estamos todos bien. No hay nadie enfermo», señaló una turista alemana llamada Teresa que no quiso dar sus apellidos.

Sebastian Pique, un estadounidense de 24 años que vive en la región desde hace dos, explicó que lo invitaron el viernes junto a los turistas a la oficina del gobernador para informarles de la situación.

«Después (del anuncio) de la cuarentena, poca gente, ni siquiera los habitantes, sale a la calle por miedo a atrapar la enfermedad», aseguró Pique.

La cuarentena se levantará este lunes por la noche porque no se ha registrado ningún otro caso.