CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Luego del asesinato de Lorena en un bar de Cuernavaca, los más importantes establecimientos de este tipo en la capital anunciaron, en un hecho inédito, que permanecerán cerrados a lo largo del fin de semana como una forma de “solidaridad con los morelenses”.

En tanto, el gobierno de Morelos respondió pidiendo a los empresarios denunciar cuando son víctimas de extorsión. Incluso dijo, esto lo pueden llevar a cabo de forma anónima que las autoridades de la Comisión Estatal de Seguridad Pública puedan responder haciendo su trabajo.

El jueves por la noche, una joven de 25 años, departía con otros amigos en el bar conocido como Shopie que se encuentra junto a otro denominado Bull, en la esquina de la avenida Domingo Diez y Paseo del Conquistador. Un comando se acercó en un vehículo y rafagueó con rifles AK-47 el lugar, causando la muerte de la joven y heridas graves a otras nueve personas, según confirmaron las autoridades.

Ante ello, y dado que el domingo pasado también había sido atacado un bar en Yautepec, causando la muerte a siete personas, la respuesta de establecimientos como Janis, Morgana o The Noise, en Cuernavaca, fue anunciar el “cierre solidario” y aunque no lo dicen abiertamente, como protesta para exigir seguridad en la entidad.

A través de las redes sociales el gobierno de Morelos respondió pidiendo a los dueños que denuncien: “El gobierno de Morelos exhorta a todos los propietarios de bares y restaurantes que estén amenazados por extorsión o cualquier otra causa, a que hagan la denuncia correspondiente ante la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), ya sea en forma directa o anónima”, escribió en Twitter.

Además, dijo que “Todo Morelos contra la delincuencia y tendremos un Estado tranquilo, somos más los buenos que los malos. Asimismo, se hace un llamado a los miembros del sector empresarial a tomar las medidas de seguridad como la implementación de botones de pánico, videocámaras de vigilancia y revisión a los clientes, como parte de los protocolos en esta materia”. Finalmente dijo: “Con la colaboración ciudadana es como se podrá combatir a la delincuencia y hacer de Morelos una tierra de paz y de progreso”.

El titular de la CES, José Antonio Ortiz Guarneros, informó además que ha solicitado a la federación la presencia de 250 elementos de las fuerzas federales para que refuercen las medidas de seguridad en la entidad. También dijo que relevó al encargado de la seguridad pública del “mando coordinador” en Cuernavaca, dado que no estaba cumpliendo con su trabajo.