Afirma el presidente que decisión de liberar a Ovidio Guzmán se tomó en el grupo encargado de la operación; ‘no se dejará ningún cabo suelto sobre el caso’, asevera

CIUDAD DE MÉXICO

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que en el caso del operativo para capturar al hijo de Joaquín, El Chapo, Guzmán, México no recibió ninguna instrucción por parte del gobierno de Estados Unidos, y que la decisión de liberarlo posteriormente se tomó en el grupo encargado de atender este tipo de dispositivos.

Así respondió López Obrador al ser cuestionado por Proceso, en la conferencia de prensa matutina, sobre si hubo una instrucción de Estados Unidos para aprehender a Ovidio Guzmán López o por qué se cambió la estrategia del gobierno mexicano, toda vez que se ha dicho que la prioridad ahora no es la captura de grandes capos.PUBLICIDAD

Sobre este tema, el mandatario federal reiteró el compromiso de su gobierno de entregar toda la información relacionada con este y otros casos para evitar especulaciones en los medios de comunicación, “no vamos a dejar ningún cabo suelto”.

Al preguntarle si con las especulaciones se busca desestabilizar al país, consideró que no, “pero se aprovechan ciertas circunstancias para desatar ataques al gobierno y eso es legítimo”, ante lo cual el gobierno tiene derecho de dar a conocer su opinión, “no es para ofender a nadie, es dialogo circular”, dijo.