*Exigen el cumplimiento de los acuerdos derivados de la expropiación de sus tierras

Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit; Martes 6 de Febrero de 2018.- Ante el incumplimiento de los convenios establecidos a lo largo de 4 décadas derivado de la expropiación parcial del ejido El Capomo, ubicado en Bahía de Banderas, acción que se realizó en 1970 y que dio pie a la creación del Fideicomiso del mismo nombre del Municipio, los ejidatarios de este pueblo y anexos, desde el viernes pasado tienen tapada la entrada del lado del poblado de Lima de Abajo que lleva al complejo turístico denominado “Costa CANUVA”, proyecto asentado en lo que algún día fueron sus tierras.
El presidente del ejido en mención, Víctor Ramos , informó que hoy miércoles a las 7:00 horas, también se ha bloqueado la entrada que se encuentra por la carretera federal 200, kilómetro 89, que advierten, no liberarán hasta que se cumplan sus demandas, pues aceptó que ya están cansados de promesas.
En 1970, explicó que se les expropiaron alrededor de 329 hectáreas a 312 propietarios,cuya compensación, sería originar desarrollo para esta zona, sin embargo hasta el momento el objetivo no se ha cumplido, es por eso, que decidieron tomar estas medidas, a la que se han sumado este miércoles los transportistas de materiales originarios de la Peñita de Jaltemba, Compostela, a raíz de que los empresarios de CANUVA, para variar, quieren todo gratis y por ende se han negado a pagar por los servicios ya prestados.
Entre los acuerdos firmados con El Capomo y que hasta el momento han sido ignorados, está la liquidación de la deuda al ejido en cuestión, que asciende a 102 millones de pesos, la urbanización de 234 hectáreas de uso común, becas para que continúen con sus estudios los hijos de los pobladores, algunos permisos de taxis, 4 hectáreas que comprenden el acceso a las playas, superficie en la que se les construiría un mercado de artesanías y un restaurante que sería manejado por el ejido.
En el decreto de expropiación publicado en el Diario de la Federación hace más de 47 años, en el CONSIDERANDO SÉPTIMO, recordó que se establecía que en los casos de expropiación de terrenos ejidales a favor del Gobierno Federal se debe compensarse a los ejidos expropiados en los términos del Artículo 195 del Código Agrario, lo cual hasta hoy ha sido “letra muerta”.
Para concluir, Víctor Ramos, solicita al gobernador, Antonio Echevarría, intervenga para que el Fideicomiso de BADEBE, cumpla con sus obligaciones, pues esta ha hecho oídos sordos a las demandas, afirmando que no es de su incumbencia el asunto.