. En menos de un año 118 mil nayaritas que votaron por él, decepcionados, le dieron la espalda
Por: Servio Tulio Berumen
Tepic, Nayarit.- Jueves 05 de julio del 2018.- El Gobernador del Estado, Antonio Echevarría García,
se derrumbó estrepitosamente en los índices de popularidad y aceptación del pueblo nayarita.
Ya que tan sólo a un año de haber sido electo en las urnas, el empresario que la hace de
gobernador se “cayó” hasta el 40.40 por ciento en los índices de popularidad y aceptación.
Tan grave está el asunto, que si Toño Echevarría García, sigue en “caída libre”, los `partidos
políticos, el pueblo y sus propios aliados van a exigir que presente “licencia” al cargo, sobre todo
por la “inoperancia” que registra en todas las áreas el llamado Gobierno del Cambio.
Comprobado está, que la mejor encuesta para medir la popularidad de un gobernante o de un
gobierno, son precisamente las elecciones.
Hace un año, el 4 de junio de 2017, el empresario, Antonio Echevarría García, postulado por la
Coalición PAN-PRD-PT-PRS, arrasó en las elecciones con un total de 197 mil 700 votos; la segunda
votación más alta en la historia de Nayarit, después de los 220 mil que obtuvo Roberto Sandoval
Castañeda, en las elecciones del 2011.
Sin embargo, los partidos aliancistas y el mismo Toño Echevarría García, nunca se imaginaron lo
que les deparaba el destino, ya que un año después de aquella fecha, los nayaritas salieron a votar
en “línea” por todos los candidatos de la coalición de Andrés Manuel López Obrador, hartos del
saqueo cometido contra las arcas públicas por el Presidente priista, Enrique Peña Nieto y
decepcionados por las promesas incumplidas del Gobierno de Echevarría García.
A tal grado, que la fórmula de candidatos de MORENA al Senado de la República, Cora Cecilia
Pinedo Alonso y el Doctor, Miguel Ángel Navarro Quintero, sacaron más de 200 mil votos en las
pasadas elecciones federales del domingo 1º de julio.
De acuerdo con los resultados del PREP, la coalición del partido de quien gobierna a Nayarit (PAN-
PRD-MC), obtuvo 79, 880 votos en la elección de Senadores, la más importante localmente, con lo
cual se confirma en un comparativo que Toño Echevarría García, del 4 de junio de 2017 al 1º de
julio de 2018, perdió 117 mil 820 simpatizantes, los cuales se fueron a MORENA.
Con estos resultados, se comprueba de manera contundente que en tan sólo un año, el actual
gobernante nayarita se ha derrumbado estrepitosamente en los índices de popularidad y
aceptación hasta en un 59.60 por ciento y; sigue cayendo.
Lo más grave, es que la situación se le está complicando a Echevarría García, ya que enfrenta cinco
denuncias por delitos electorales ante la FEPADE, de las cuáles una de ellas ya llegó al Congreso
del Estado de Nayarit para que se le abra “Juicio Político”.
A esto, todavía hay que agregarle que el Gobernante Nayarita tiene un expediente abierto en el
Juzgado Segundo de Distrito por “Incumplimiento” y “omisión” a la Declaratoria de Alerta de

Violencia de Género contra las mujeres y las niñas y Violencia Feminicida, donde está amenazado
de ir a la cárcel si no da cumplimiento inmediato y con carácter de urgente resolución.
En este rubro, su madre, la Senadora, Martha Elena García, que ostenta en el Senado la
Presidencia de la Comisión los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, nunca se ha tomado la
molestia, la atención, de dirigirles un mensaje y usar su cargo para bajar los altos índices de
feminicidios a decenas de jovencitas nayaritas que han sido cruelmente violentadas y asesinadas
por los criminales que impunemente operan en la entidad.

Compartir
Artículo anteriorDespenalizarán la marihuana
Artículo siguienteMurió el PRD