* Es caótico, irrespetuoso y subversivo:Shulkin

POR LA REDACCIÓN
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El ambiente de trabajo en Washington “se ha tornado tan tóxico, caótico, irrespetuoso y subversivo que me resultó imposible cumplir el importante trabajo que nuestros veteranos necesitan”, afirmó David Shulkin, quien ayer fue despedido del cargo de secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos del gobierno de Donald Trump.
Este jueves, en un artículo publicado en el diario The New York Times, el ahora exfuncionario aseguró que muchos integrantes del gobierno federal interponen sus agendas personales por encima de sus responsabilidades públicas.
“He luchado para defender este gran departamento y todo lo que encarna. En los últimos meses, sin embargo, el ambiente en Washington se ha tornado tan tóxico, caótico, irrespetuoso y subversivo que me resultó imposible cumplir el importante trabajo que nuestros veteranos necesitan”, dijo.
Agregó que en la dependencia que dirigía había “una brutal lucha de poder” y que, aunque pensó que podría evitar el ambiente político al actuar con integridad y fiel a sus valores, “desafortunadamente, nada de eso importaba”.
Shulkin afirmó: “Mientras me preparo para dejar el gobierno, me sorprende un pensamiento recurrente: no debería ser tan difícil servir a su país”.
Tras lamentar dicha situación, el exfuncionario advirtió sobre presuntos intentos de sus rivales dentro del Departamento de Asuntos de Veteranos – a cargo de incondicionales de Trump-, por privatizar los servicios médicos para los veteranos de guerra.
“La privatización que lleva al desmantelamiento del extenso sistema de atención médica del departamento es una idea terrible”, afirmó.
Ayer, David Shulkin fue despedido por el presidente Trump, luego de que el inspector general del Departamento de Asuntos de Veteranos descubrió que, en un viaje a Londres y Dinamarca, el funcionario presuntamente aceptó indebidamente boletos para el torneo de tenis de Wimbledon.
También se difundió que su jefe de gabinete presuntamente mintió para que la esposa de Shulkin viajara con presupuesto del gobierno estadunidense.
Luego de anunciar el despido, Trump informó que propondrá a su médico personal, el almirante retirado Ronny Jackson, para suplir a Shulkin.

Compartir
Artículo anteriorBasura amenaza a Tepic
Artículo siguienteMarina ocultó crimen