Por: Roberto González Bernal

Esta es mi primera columna del año 2018. Y bueno, la agarraré con un poco de “chunga” porque muchos amigos, de broma, me dicen que yo intenté asesinar al “Pelón” Hernández Escobedo. Todo por causa del supuesto atentado que le hicieron hace dos días.
Para empezar, lo primero que quiero dejar sentado es que, aunque el socialmente conocido “Pelón” Hernández Escobedo no es santo de mi devoción, no quiero que lo maten. Es muy pública y continua mi postura de criticar a ese nefasto personaje universitario porque es el cáncer que mantiene a la Universidad Autónoma de Nayarit en el colapso financiero. Es uno de los principales responsables de la crisis financiera y del hundimiento de esta institución en el descrédito social por sus altos índices de corrupción e impunidad interna. Muerto no, pero si debería estar en la cárcel.
En segundo lugar, yo no creo que los integrantes del crimen organizado quieran matarlo. Si eso quisieran ya lo hubieran hecho. Ellos no hacen ese tipo de intentos tan infantiles de asesinarlo que ni un niño de primaria cree. La forma de operar de esos grupos no es tan ineficiente cuando ya traen en su lista a quienes serán ejecutados. Los checan, los estudian y ven la forma, los momentos y lugares donde pueden hacer su trabajo. Como tampoco es creíble que haya habido intento de asesinarlo y nomás le hayan disparado un tiro. Ejemplos de ejecuciones tenemos muchos en Nayarit que evidencian que si quisieran matar al “Pelón” ya lo hubieran hecho. Ahí está el sobrino de Roberto Sandoval que fue plenamente ejecutado en carretera, ahí tiene a los colgados en los puentes, ahí tienen al catedrático de derecho, ahí tienen a los ayudantes de Veytia que fueron rafagueados cerca de la policía federal, en fin, tantos ejemplos de ejecuciones que, creer en un intento de asesinato donde sólo le dispararon un solo tiro es inocente.
En segundo lugar, es muy sospechoso que, con un simple tiro, sin que haya habido muertos, se haya realizado todo un despliegue publicitario alrededor de ese supuesto intento de asesinato. Hasta a nivel nacional lo sacaron, no solamente en lo local. Contrasta ese tipo de noticias cuando con los colgados, el montón de ejecuciones y tantos levantones y desapariciones y a nivel nacional no sale ninguna noticia. Es sospechoso de que se haya magnificado una noticia donde no hubo un solo muerto y cuando ha habido ni siquiera salen.
Por otro lado, también es sospechoso que parte de la mafia universitaria se haya expresado por el clima de inseguridad que vive Nayarit sólo a raíz del supuesto atentado mientras que, en contraparte, antes de ese suceso, donde sí había muertos y terror, nunca dijeron “pio”. La inseguridad no existía para ellos con toda la estela de muertos, extorsiones y levantones, ah, pero sí se indignaron cuando sucede el supuesto intento de asesinato. Más bien todo eso parecía como que la mafia universitaria pretendió echar una cortina de humo ante su incapacidad para pagar las prestaciones de diciembre y cobrarle al gobernador Echevarría su reclamo en el sentido de que sanearan las nóminas universitarias. Esa sospecha la fundamento en que desde el propio gobierno del estado salió un comunicado ante esos hechos. ¿por qué tanta escandalera si ni muertos hubo? Claro, no necesitamos más muertos para poner el grito en el cielo, pero la pregunta aquí es ¿por qué hasta ahora y no antes?.
Y no es que no crea que hay inseguridad en Nayarit, claro que no, pero sé que las mafias universitarias son especialistas en la simulación en convertirse en víctimas y en echar culpas. ¿Ejemplos? Ante su incapacidad para pagar siempre le echan la culpa al gobierno federal y, sobre esa base, no reconocen la corrupción y el trafique interno que siempre han realizado y que hoy Nacho Peña Solapa. ¿Otro ejemplo? El incendio de las oficinas administrativas donde hasta dijeron que quisieron quemarle la camioneta al “pelón” Hernández Escobedo porque estaba un poco flameada de la parte trasera. Todo mundo sabemos que los vigilantes son gente incondicional del “pelón” Hernández Escobedo y ahí no se mueve un dedo sí que él lo sepa, ah, pero eso sí, va y pone denuncias para que encuentren a los culpables. Son como los mafiosos de antes que asesinaban a sus enemigos y luego iban a acompañar a la familia en desgracia al sepelio y a la sepultura.
Y claro, tampoco dejo fuera la posibilidad de que ande en esos trajines y entonces si lo traigan en la lista. ¿por qué usa camioneta blindada? Otros hechos ¿Se acuerdan cuando tenían una fiesta en las oficinas sindicales por motivo de su cumpleaños y se las reventó la policía y ahí les encontraron de ese polvo blanco que convierte la tristeza en alegría y se los llevaron a la fiscalía? También me consta que le gusta de ese polvito ¿A quién se lo compra? Y si no le gusta que le diga eso, desde aquí le recuerdo que puedo narrar lo que pasó en el bar las Calandrias, pero lo diré en otra ocasión si es necesario. Así que con esos antecedentes puede existir la posibilidad de que le hagan algo, lo cual no deseo por supuesto. Lo critico y le cuestiono su alto grado de corrupción en la UAN y por eso planteo que se investigue y se sancione, nada más.
PD. Y espero y no me quiera hacer responsable de sus propios actos y luego vayan a decir que porque yo dije eso fue que lo mataron. Si algo le pasa es su propia responsabilidad, no mia.
PD. Todo indica que es un despliegue publicitario con motivo de su intención de ser candidato a diputado federal y desviar la atención ciudadana para que no se le critique por no exigir la renuncia de Nacho Peña ante la falta de pago.