in una base de la igualdad y desarrollo común, una nación “puede obtener algunos beneficios rápidos, pero de corta duración”, advierte el Diario del Pueblo, periódico del Partido Comunista chino.

Washington “calculó mal” y eligió al “rival equivocado” al seguir presionando a Pekín, sostiene en su editorial el Diario del Pueblo, periódico del Partido Comunista chino, que acusa a EE.UU. de preocuparse más de mantener su hegemonía que de buscar el crecimiento y el desarrollo.

El artículo sostiene que “algunas personas en EE.UU. están diciendo que la llegada de una nueva era para China significa el fin de una era para EE.UU.”, y ejercen “una presión obstinada sobre naciones como China”.

Hicieron cálculos incorrectos y eligieron al rival equivocado en el momento equivocado”, advierte la publicación.

Caso Apple

El Diario del Pueblo explica que, debido a la naturaleza del comercio global, los esfuerzos de Washington por castigar a China están dañando, en realidad, su propia economía y costando empleos a los estadounidenses, recoge South China Morning Post.

n particular, destaca el ejemplo de los iPhone, detallando que, si bien el producto ha sido diseñado y desarrollado en EE.UU., sus componentes provienen de Japón, Europa y Corea del Sur, mientras que los propios dispositivos se ensamblan en China.

De esta forma, sin el flujo transfronterizo de productos, capital, tecnología e información, “Apple no se habría convertido en lo que es hoy”, recalca el editorial, añadiendo que, “sin la base de la igualdad y el desarrollo común, una nación puede obtener algunos beneficios rápidos, pero serán de corta duración“.

“Es lamentable que algunas personas en EE.UU. hayan ignorado la tendencia y se estén alejando cada vez más del camino de la globalización”, indica el artículo, para concluir que “solo cuando buscamos el desarrollo común, podemos manejar los desafíos comunes”.

  • A primeros de mayo, la guerra comercial entre Washington y Pekín se recrudeció debido a que EE.UU. aumentó los aranceles a una serie de productos importados desde China por valor de 200.000 millones de dólares anuales. En respuesta, las autoridades chinas fijaron desde comienzos de junio gravámenes a las importaciones de artículos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares.
  • Está previsto que los presidentes de ambos países, Donald Trump y Xi Jinping, se reúnan durante la cumbre del G-20 que comenzará este 28 de junio en Osaka (Japón), tras el diálogo telefónico que mantuvieron la semana pasada, en el que el mandatario chino pidió un trato equitativo para las industrias de su país.