Las maniobras involucrarán a 37.000 militares de 18 países, incluidos 20.000 soldados desplegados desde territorio estadounidense.

¿Ejercicio defensivo o "juegos peligrosos"? Europa se prepara para acoger el mayor despliegue de tropas de EE.UU. en 25 años
Soldados de EE.UU. son transportados a una base en Polonia en un C-17 Globemaster III durante un ejercicio en 2018.Guardia Nacional Aérea de EE.UU./Aviador principal John Linzmeier/Handout / Reuters

Vehículos militares del Ejército británico han llegado esta semana al puerto de Amberes, en Bélgica, en medio de los preparativos para el ejercicio militar a gran escala Defender Europe 2020. Las maniobras involucrarán a 37.000 militares de 18 países y supondrán el mayor despliegue de fuerzas estadounidenses en Europa en más de 25 años.

20.000 militares desplegados desde EE.UU.

Se espera que en los ejercicios participen, aproximadamente, 20.000 soldados y 20.000 equipos militares desplegados desde territorio estadounidense, además de 9.000 uniformados norteamericanos estacionados en Europa y 8.000 soldados de 17 naciones aliadas. La mayor parte de las fuerzas se desplegarán en febrero, mientras que los principales ejercicios tendrán lugar en abril y mayo, si bien algunas maniobras asociadas se prolongarán hasta el verano.

Según el Ejército estadounidense, estas maniobras, así como los ejercicios asociados, “aumentarán la preparación estratégica y la interoperabilidad” al entrenar su capacidad para trasladar rápidamente una gran fuerza de soldados y equipos a Europa y para “responder, junto con sus aliados y socios, a una potencial crisis”.

“No va dirigido contra ningún país”

"Eco de la Guerra Fría": EE.UU. inicia los preparativos para sus mayores ejercicios en Europa en 25 años

Varios de los ejercicios se realizarán en países vecinos de Rusia como Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. “Este ejercicio no es solo simbólico. Llega al corazón de lo que queremos decir cuando hablamos de seguridad colectiva europea”, declaró la semana pasada Georgette Mosbacher, embajadora de EE.UU. en Polonia. “En una crisis, la OTAN debe poder responder lo más rápido posible”, explicó la diplomática, agregando que “Defender Europe 20 simplemente no podría suceder sin Polonia”.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, insistió el lunes en que las maniobras “muestran el fuerte compromiso de EE.UU. con la OTAN y con la libertad y seguridad de Europa”, al tiempo que recalcó que no van dirigidas contra Rusia.

“El Defender Europe no va dirigido contra ningún país en particular”, aseguró Stoltenberg, explicando que “el ejercicio defensivo demuestra la capacidad de trasladar rápidamente una gran fuerza de EE.UU. a Europa para ayudar a proteger a otros aliados de la OTAN, si es necesario”.

“Ejercicios absolutamente injustificados”

Si embargo, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, indicó que Moscú no puede “ignorar” este tipo de acciones, que sin motivo de una “gran preocupación”, y responderá a los ejercicios, aunque “de tal manera que esto no cree riesgos innecesarios”.

En una entrevista con el periódico Rossíyskaya Gazeta, el canciller ruso recordó que estos ejercicios se presentan como defensa contra un “enemigo comparable” en términos de las capacidades militares a la OTAN, pero “es difícil” imaginar a un oponente “que cumpla con el criterio de comparabilidad”. Así, según datos oficiales sobre gastos militares, equipo militar y casi todos los tipos de armas, “incluso los miembros europeos de la OTAN” sin EE.UU. superan en torno a dos veces a las Fuerzas Armadas rusas, señaló el ministro. “Ciertamente, no somos la fuerza militar dominante en Europa. Esa es la OTAN“, sentenció Lavrov.

Por otro lado, el canciller hizo hincapié en el término ‘Schengen militar’, adoptado en el contexto de la cooperación militar de la OTAN con la UE, y que implica “la modernización de todas las arterias de transporte hasta la frontera oriental de la Alianza para que cualquiera de los mayores equipos militares pueda desplazarse libremente al Este”. “Creo que este hecho por sí solo es suficiente para comprender el peligro de tales juegos”, indicó.

El jefe de la diplomacia rusa sugirió que los responsables de estos ejercicios “absolutamente injustificados”, esperan, de hecho, represalias de Rusia para aumentar aún más la tensión. “Pero un aspecto importante es que todo lo que hacemos en respuesta a las amenazas de la OTAN a nuestra seguridad, lo hacemos exclusivamente en nuestro territorio. Así como todas nuestras armas nucleares están en nuestro territorio, a diferencia de las armas nucleares estadounidenses”, enfatizó Lavrov.