Los negocios del presidente Donald Trump reportaron pérdidas de 1.170 millones de dólares entre 1985 y 1994, informó The New York Times el martes, citando información de documentos fiscales de esos años.

Al parecer Trump perdió más dinero que casi cualquier otro contribuyente individual de Estados Unidos año tras año, informa The New York Times, según los 10 años de información tributaria que el periódico adquirió.

Trump se postuló para la Presidencia describiéndose como un multimillonario hecho a pulso, promocionando su éxito financiero, pero ha sido firme en su negativa a divulgar sus declaraciones de impuestos al público, a pesar de la creciente presión del Congreso. El lunes, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin denegó formalmente una solicitud de la Comisión de Medios y Actas de la Cámara de Representantes para los últimos seis años de declaraciones de impuestos de Trump, un período que no está cubierto por los documentos reportados por The New York Times el martes.

En los años 1990 y 1991, las pérdidas comerciales de Trump fueron de más de 250 millones de dólares cada año, más del doble de las de los contribuyentes más cercanos en esos años, informa The New York Times.

Según el diario, Trump perdió tanto dinero que evitó pagar impuestos sobre la renta durante ocho de los 10 años.

The New York Times informó anteriormente que Trump ayudó a “sus padres a evadir impuestos” en la década de 1990, incluidos los “casos de fraude directo”, y que él y sus hermanos ayudaron a sus padres a esconder millones de dólares en regalos en una “corporación falsa”.

MIRA: Demócrata de alto nivel solicita al IRS las declaraciones de impuestos de Trump

Trump, a partir de los 3 años de edad, recibió al menos 413 millones en dólares de hoy del imperio de bienes raíces de su padre, informó anteriormente The New York Times.

The New York Times no obtuvo las declaraciones de impuestos de Trump, pero alguien que tuvo acceso legal a las declaraciones le dio al periódico información sobre sus contenidos. El Times luego hizo coincidir la información con las cifras en la base de datos pública de información del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) en las principales fuentes de ingresos, donde se eliminan los detalles de identificación. El diario usó otros documentos públicos para confirmar hallazgos significativos, y usó los registros confidenciales de impuestos y finanzas familiares de  Trump que el periódico había adquirido previamente.

Hace varias semanas, un alto funcionario de la Casa Blanca le dijo al The New York Times: “El presidente obtuvo una depreciación masiva y un refugio fiscal debido a la construcción a gran escala y los desarrollos subsidiados. Es por eso que el presidente siempre se ha burlado del sistema tributario y dijo que es necesario cambiar las leyes de impuestos. Usted puede obtener un gran ingreso y no tener que pagar una gran cantidad de impuestos”.

CNN ha contactado a la Casa Blanca para obtener comentarios sobre el informe del The New York Times.

El sábado, Charles J. Harder, un abogado del presidente, le dijo al The New York Times que la información fiscal que el periódico adquirió era “demostrablemente falsa” y que las declaraciones del Times sobre las declaraciones de impuestos y los negocios del presidente de hace 30 años son altamente inexactas”. No citó ningún error específico, según el periódico.

El martes, Harder le dijo a The New York Times que “las transcripciones del IRS, particularmente antes de los días de los registros electrónicos, son notoriamente inexactas” y “no podrían proporcionar una imagen razonable de la declaración de ningún contribuyente”.