Trinchera Universitaria

ENCUENTRAN AL CHAPO GUZMAN Y EX GOBERNADORES CORRUPTOS, PERO NO PUEDEN ENCONTRAR A JUAN LÓPEZ SALAZAR

Roberto González Bernal

Todo mundo sabe quién es El Chapo Guzmán. No tiene caso ni explicarlo. Por conocido me abstengo de decirlo. Aquí lo que me importa transmitir a mis cuatro lectores es el hecho de que hayan agarrado y encarcelado a un personaje de la talla del Chapo Guzmán y en contrapartida, las diversas agencias no sean capaces de encontrar a Juan López Salazar, el ex rector saqueador y corrupto. Han encontrado a ex gobernadores que han huido del país, a unos los han encontrado en Latinoamérica a otros en Europa, pero a Juan López Salazar no lo pueden encontrar.
¿A poco no está raro el asunto? Sólo recordemos que el gobernador pasado, Roberto Sandoval, hasta públicamente declaró que le daba hasta diciembre del año 2016 para que se presentara a declarar, que le daba todas las garantías que a su alcance como gobernador tenía para darle toda la protección que quisiera. Y el ex rector corrupto, no vino, se pitorreó de Roberto Sandoval. Y de paso, esa pitorreada la va a llegar al gobierno actual si no actúa para traerlo.
¿Por qué no lo traen? ¿A qué se debe que siga de prófugo de la justicia y burlándose de todas las autoridades que tienen que ver con la detención y encarcelamiento de corruptos? Haberle asegurado algunas propiedades al ex rector de parte de la fiscalía no es un factor de peso como para que el ex rector venga. Incluso levanta sospecha el hecho de que haya algunas gentes que nos señalaron que qué pasaba con las propiedades aseguradas porque en la casota que está por la calle leyes de reforma se vio a algunas gentes tranquilamente cortando el pasto. ¿Están aseguradas o nomas es un circo?
Las autoridades actuales deben informar a los universitarios y al pueblo acerca de las razones del porqué no han actuado para traerse a Juan López Salazar o, si el caso es que ya están actuando, pues también que informen a los ciudadanos porque no debe quedar impune la serie de latrocinios de que ha sido objeto la Universidad por una gavilla de personajes que se han dedicado a usar la institución para fines personales y de grupo.
¿Qué intereses hay detrás de la poca voluntad que existe para traerse a Juan López Salazar y quitarle todo lo que se llevó de la Universidad? Todo mundo presumimos que en el descalabro financiero de la institución educativa no solamente tiene que ver el ex rector y su actual cómplice Nacho Peña por omiso, sino que también se presume que algo tiene que ver el ex gobernador Sandoval. Consecuentemente, traerse a Juan López Salazar es “descobijar” al anterior gobernador porque sin duda, una vez que Juan López Salazar acuda a hacer declaraciones, saldrá a flote su relación estrecha con el ex gobernador Sandoval quien no cantaba mal las rancheras en eso de usar los recursos de las diversas dependencias para otros fines. ¿Sandoval estará protegido por el actual gobierno y eso hace que no traigan a Juan López Salazar? Esperemos que no sea el caso.
Nosotros los del STUAN, los que hemos hecho varias denuncias ante la fiscalía general del estado, aún confiamos en este gobierno y en esta fiscalía para que se haga justicia a los universitarios y al pueblo. Creemos que se actuará conforme a derecho y serán sancionados quienes resulten responsables del saqueo y de la escandalosa crisis financiera que hoy sufre la institución.
¿Qué hace falta para que traigan al ex rector Salazar? Algunos dicen que se encuentra en Canadá. Otros dicen que en Estados Unidos. Pero basta que la fiscalía llame a cuentas a su heredero Nacho Peña y les diga donde está porque presumo que sigue en contacto con el ex rector. No hace falta tener mucha inteligencia para saber que el ex rector tiene que estar en contacto con su cómplice para que le esté informando cómo van las cosas acerca de las diferentes denuncias o si ya se apagaron las aguas turbulentas que sacan a flote la corrupción. Seguramente que ya le ha de haber informado que adentro de la UAN los únicos que estamos moviéndole a la corrupción imperante somos los del STUAN porque el resto de actores políticos universitarios están metidos en la polla de la corrupción universitaria, por eso están calladitos y tranquilitos pues siguen despachándose con la cuchara grande el presupuesto universitario.
El actual gobierno se comprometió a combatir la corrupción. Confiamos en dicha promesa de campaña que se ha visto reforzada con algunas declaraciones del gobernador Echevarría. No queremos caer en una nueva decepción acerca del gobierno. Queremos gobiernos que sean congruentes con sus compromisos porque de demagogia ya estamos hasta la madre de hartos. Una muestra muy concreta es que este gobierno ya se trajera a Juan López Salazar, lo encarcele y le quite todo lo saqueado. Si no es así, el combate a la corrupción seguirá haciéndose con puños de saliva.
Hoy acudiremos a la fiscalía general del estado para presentar los testigos que requirió de una de las denuncias realizadas. En esta denuncia están plenamente configurados los delitos de fraude y administración fraudulenta, más los que resulten. El gobierno ya tiene en la mano el cuchillo para cortarle la cabeza a Nacho Peña, falta que tenga voluntad política de hacerlo. La fiscalía está dando los pasos necesarios para ello.
Le congelan los pagos y la plaza sindical al ex rector de la Universidad Autónoma de Nayarit, Juan López Salazar. Supuestamente, la Universidad Autónoma de Nayarit lo ha hecho hasta que el ex rector compruebe su inocencia, ante las acusaciones de haber desviado aproximadamente 500 millones de la tesorería de la máxima casa de estudios. Sin embargo, hasta el momento se sabe que ninguna autoridad le ha congelado sus cuentas bancarias, lo que verdaderamente le podría causar un quebranto financiero para hacerlo que dé ubicación. Quienes no han sido tocados ni con el pétalo de una flor por haber solapado los desvíos de recursos de López Salazar, son Marcela Luna López, ex Secretaria de Administración y Finanzas; Claudia Estela Santana Ibarra, ex Directora de Finanzas, y Francisco Javier Cobos Barrón, ex Director de Control y Evaluación de la UAN (contralor). Por cierto, es sumamente sospechoso que las autoridades no puedan localizar a López Salazar, si con sólo pedirle a los bancos que revelen de qué ciudad está sacando dinero de sus cuentas se podría saber su ubicación.