* SEGOB culpó a estos entes después de las fuerzas críticas por parte de los empresarios

POR LA REDACCIÓN

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de las críticas de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) sobre los niveles “nunca antes vistos” de violencia en el país, la Secretaría de Gobernación (Segob), que encabeza Alfonso Navarrete Prida, reconoció el aumento de la delincuencia.
Al justificar lo que calificó “un crecimiento inusitado en índices delictivos de alto impacto en diversas regiones del país” en 2017, la Segob aprovechó para recargar parte de la responsabilidad a las Cámaras de Diputados y Senadores y a la Corte.
“Frente a este panorama, donde el Congreso de la Unión y la Suprema Corte de la Nación no han resuelto temas fundamentales en materia de estructura orgánica de policías municipales y estatales, así como límites en la participación del fuero castrense en materia de seguridad pública, el Gobierno Federal no ha sido omiso y ha tomado diversas medidas tales como la implementación del operativo Escudo-Titán, a fin de mejorar los niveles de coordinación”, plasmó en un comunicado.
La respuesta de Gobernación se da un día después de las críticas vertidas por Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, quien aseguró: “La inseguridad está dejando un severo daño económico, un impacto sobre la capacidad de nuestro país para atraer inversión, generar empleo y desarrollar un círculo virtuoso de pacificación a partir de la generación de riqueza”.
“Frente a este panorama, donde el Congreso de la Unión y la Suprema Corte de la Nación no han resuelto temas fundamentales en materia de estructura orgánica de policías municipales y estatales, así como límites en la participación del fuero castrense en materia de seguridad pública, el Gobierno Federal no ha sido omiso y ha tomado diversas medidas tales como la implementación del operativo Escudo-Titán, a fin de mejorar los niveles de coordinación”, plasmó en un comunicado.
La respuesta de Gobernación se da un día después de las críticas vertidas por Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, quien aseguró: “La inseguridad está dejando un severo daño económico, un impacto sobre la capacidad de nuestro país para atraer inversión, generar empleo y desarrollar un círculo virtuoso de pacificación a partir de la generación de riqueza”.
Y fue más allá: advirtió que la violencia y el crimen “han llegado a niveles nunca vistos”, por lo que urgió a las autoridades no postergar reformas para combatir estos flagelos.
La Segob, en respuesta, tituló su comunicado: “Con relación a las opiniones vertidas por diversos integrantes del sector privado en torno a las condiciones de seguridad…”.
Explicó que el incremento de delitos es por causas variadas, pero en mucho se explican por la diversificación de actividades delincuenciales de organizaciones dedicadas, en un principio, al comercio de droga y con intereses también por la extracción ilegal de combustible, lo que comúnmente se conoce como huachicoleo.