* Lo condenó por los delitos de enaltecimiento del terrorismo

POR ALEJANDRO GUTIÉRREZ
MADRID (apro).- En medio de la creciente polémica en España por el tono censor de diversas resoluciones condenatorias contra las letras de algunos raperos o los comentarios de usuarios de redes sociales, la justicia española condenó este viernes a dos años y un día de cárcel, más una multa de 24 mil 300 euros, al rapero Pablo Hasel, cuyo nombre verdadero es Pablo Rivadulla.
La Sección Primera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional lo condenó por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, con la agravante de reincidencia, e injurias y calumnias contra la Corona e instituciones del Estado por ensalzar la figura de miembros de las bandas terroristas ETA y Grapo en su perfil de Twitter.
En esta escalada censora, la semana pasada el rapero Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc, fue condenado a tres años y medio de prisión por el delito de enaltecimiento del terrorismo, entre otros.
Este jueves, el Tribunal Supremo anuló la condena que le impuso la Audiencia Nacional a la joven Casandra Vera por colgar en su perfil de Twitter chistes sobre el almirante Luis Carrero Blanco, asesinado por ETA. El máximo tribunal considera que solo hizo humor negro en la red social y no se dedicó a humillar a esta víctima que murió 22 años antes de que ella naciera.
La condena inicial contra Cassandra provocó una enorme indignación en España porque, desde hace años, cómicos y ciudadanos han recurrido al humor negro para referirse al atentado con explosivos contra el vehículo del entonces presidente durante la dictadura franquista, que provocó que su coche terminara en el techo de un inmueble.
En el caso resuelto este viernes, los magistrados de la Audiencia Nacional exponen en su sentencia que las publicaciones de Pablo Hasel suponen una “actuación conjunta, dirigida contra la Autoridad del Estado”, y representan un comportamiento violento incluso “con la utilización del terrorismo”.